*

Nati Bainotti escritora

*

¡HOLA!

SOY NATI BAINOTTI

ESCRITORA, FOTÓGRAFA, (E INTENTO DE) MURALISTA.

ME GUSTA VIAJAR LENTO,
VIVIR OTRAS COTIDIANIDADES,
Y SENTIR LA BRISA EN LA CARA.
CREO EN LA FELICIDAD DE LAS PEQUEÑAS COSAS.

 *

Me llamo Natalia, aunque todos me dicen Nati (o algo por el estilo), tengo 28 años y soy argentina (y no, no soy de Buenos Aires, soy de Rafaela). De chiquita me imaginaba en diferentes países, y unos años después, viajando por trabajo. Lo que no sabía en ese entonces era a qué quería dedicarme, y estudiar medicina (la profesión a la que quería dedicarme desde los diez años) ya no me atraía.

No me pregunten por qué, pero me puse a estudiar Relaciones Públicas. Ni yo me reconocía en ese ambiente. En 2008 hice el Camino de Siete Lagos (en la Patagonia argentina) con dos amigas y una carpa. Fui porque me gustaba la idea y volví con una certeza: me encantaba viajar. Al verano siguiente, quería irme sí o sí: la idea era ir a hacer un voluntariado a Brasil, pero terminé viviendo dos meses en Kenia siendo voluntaria en escuelas de los barrios más vulnerables de Nairobi. Fue un antes y después en mi vida. Si un año atrás me había dado cuenta que me gustaba viajar, en ese viaje, además, sabía qué aportar algo a los otros tenía que ser parte fundamental de mi trabajo.

Dos años después, en diciembre de 2010, hice lo que yo llamo mi primer gran viaje de mochilera: la primera vez que me fui sola, sin planes ni fecha clara de vuelta, con mi mochila al hombro. Recorrí durante cinco meses parte de Europa, Turquía y Egipto, y comprobé que me gustaba más pasarme una tarde entera tomando té con la gente local que ponerme a visitar museos e iglesias. Durante ese tiempo, además, me di cuenta que quería hacer del viaje mi estilo de vida, y que quería trabajar durante el camino, que quería escribir y fotografiar para compartir con otros mis experiencias.

Cuando regresé comencé a saldar mi cuenta pendiente: conocer Sudamérica. Me fui a vivir a Chile, donde me quedé un año y medio trabajando, tiempo durante el cual también viajé, tanto por dentro como fuera del país: Atacama, Valle del Elqui, innumerables acampadas y trekkings en la Cordillera de los Andes, Colombia, Cuba…  En junio del 2013 dije que me iba a recorrer Sudamérica por un año y medio, y hoy, casi cuatro años después… sigo en eso. He viajado en bus, a dedo y desde agosto del 2014, en bicicleta.

Viajando aprendí que lo más importante no es el destino sino disfrutar el viaje y que se necesita muy poco para ser feliz. Amo viajar lento, dormir en casas de familia, compartir la vida diaria de la gente. Necesito sentirme parte de los lugares que recorro. Me gusta más la naturaleza que las ciudades. Creo que viajar es un estado de la mente, y que incluso estar quieto puede ser estar en movimiento. Viajando he encontrado respuestas a preguntas que no me había hecho. Amo viajar en bici porque me conecta mucho más con la simpleza del camino, la espontaneidad de la ruta y la incertidumbre del viajar. 

Desde junio de 2013 me dedico profesionalmente a la escritura y fotografía de viajes. En el 2015 comencé a pintar murales, y sigo trabajando para que estas tres pasiones sustenten mi vida. Muchos me dicen que algún día “me tengo que establecer”, pero por ahora prefiero pensar los viajes como un estilo de vida.

 

OTRAS COSAS QUE (TAL VEZ) TE INTERESA SABER

Amo los atardeceres, comer rico (y cocinar, me encanta cocinar), las montañas y los lagos, la comida de mi mamá (y no saben los postres que hace) y los canelones de mi abuela Vilma (que me los hace exclusivamente vegetarianos y sin queso para mí), las charlas con mi abuela Imelde. Si paso algunos días sin hacer deporte me desespero (y por eso trato de hacer yoga en las mañanas y salir a caminar si me quedo algunos días en un lugar). Me gusta viajar tanto como volver a mi casa, los asados en familia y todos hablando juntos, el cine y las series y comer pororó, sentarme con mi papá a tomar una cerveza, despertarme temprano. No soy muy fan del mate, pero sí de tomar tereré con jugo de limón, sobre todo en verano y con mis amigas en la pileta. No me gusta mucho frío ni mucho calor: viviría en un otoño permanente, solo por ver las hojas de colores. Me encapricho fácil como los nenes. Me enojo rápido, pero así de fácil se me pasa. Soy muy consentida. Hablo bastante (y dicen que cuando no, me salen carteles) y moviendo las manos, siempre. Se me nota TODO en la cara, soy incapaz de disimular. Soy desordenada y medio despistada. Tengo muchos miedos (especialmente, a que me muerda un perro). Me río un poco raro.

Viajo para compartir con la gente, para vivir su cotidianidad aunque sea un ratito. Viajo porque creo que el movimiento es necesario, al menos para mí. Viajo para resignificar palabras y para derribar miedos -obviamente, míos. Viajo para conocer la hospitalidad del mundo y para inspirarme con la gente, para comer otra comidas y aprender otras recetas. Viajo para conocer otros aspectos de mí, porque viajar ha sido mi mejor escuela y lo que más me he hecho crecer. Viajo, sobre todo, para seguir encontrando la felicidad de las pequeñas cosas.

 

ACERCA DEL BLOG

Mi vida en una mochila nació en 2010 junto con aquel viaje por Europa, Turquía y Egipto, aunque debo confesar que todos los post los subí cuando volví a Argentina. Desde ese entonces es como mi diario, donde comparto mis experiencias de viaje y reflexiones así como info útil y consejos para que puedas organizar tu viaje.

Escribo para reflexionar, para entenderme y para no olvidar. También escribo sobre mis golpes (que son muchos), los miedos, las cosas que me gustan, los aprendizajes que tengo y el mundo que me rodea. Por eso, con este blog pretendo mostrar:

  • que el mundo es una gran escuela;
  • que el viaje no es algo disociado de la vida, sino que forma parte de ella;
  • que los miedos son la fuerza motora que nos pueden impulsar a ir tras lo que queremos;
  • que la felicidad está en las pequeñas cosas.
*

Si querés contactarte conmigo, escribime. Me encanta recibir mensajes. Si tenés una propuesta de trabajo, contame de que se trata.

 

 

13 Respuestas

  1. Joel
    Joel / 12-27-2016 / ·

    Excelente blog y exquisita redacción

    Me encanto lo de información útil; enserio me ayudo mucho para animarme este 2017

    Muchas gracias

    Te deseo el mayor de los éxitos en tus futuros viajes

    Saludos desde Mexico (un hermoso lugar para viajar) 🙂

  2. Nati Bainotti
    Nati Bainotti / 5-14-2014 / ·

    Gracias Valeria! Empecé tal como cuento ahí: me fui de viaje =) Yo siento que fue un proceso, después de Kenia me fui en 2010-2011 por Europa, Turquía y Egipto y ahí es cuando más siento que empecé de verdad a viajar.

  3. Nati Bainotti
    Nati Bainotti / 5-10-2014 / ·

    Muchas gracias! Si a fin de año vuelvo a Argentina seguro voy por Bs As, así que nos mantenemos en contacto =)

  4. Nati Bainotti
    Nati Bainotti / 4-30-2014 / ·

    Hola Mercedes! Muchas gracias por tus comentarios, me alegra mucho que te guste el blog! Besos para el sur!

  5. Nati Bainotti
    Nati Bainotti / 4-11-2014 / ·

    Hola María! Yo hice mi intercambio en Kenia y el otro en Turquía a través de AIESEC, organización en la que estuve cinco años involucrada. No sé de qué país sos, pero te recomiendo que los busques en Internet o el face como AIESEC + el nombre de tus país o ciudad. Cualquier cosa, si querés más info, escribime desde el formulario de contacto y seguimos vía e-mail. Besos!

  6. Nati Bainotti
    Nati Bainotti / 11-26-2013 / ·

    Hay que animarse, hay que animarse! =) ¿Sabés que eso es algo que me dijeron mucho, sobretodo al final del viaje? Ojalá que sea un incentivo a que salgas más! De todas formas, creo que eso es algo muy común, salir a recorrer y olvidarse del propio país, te digo que yo tengo un cuenta pendiente, más que con lugares, con viajar lento y largo por Argentina.. espero pronto saldarla!

    Si llego a volver a La Paz, te aviso! Saludos!

  7. Nati Bainotti
    Nati Bainotti / 10-14-2013 / ·

    Hola!! Gracias, me alegro que te guste =) Los viajes anteriores fueron más basados en ahorros, pero ahora que empecé un viaje largo (largo enserio, por un par de años), además de unos pocos ahorros, voy trabajando: por el momento hago voluntariado (a cambio de casa y comida) y escribo crónicas de viaje con fotos mías para un diario de mi ciudad. De todas formas, no hay una respuesta única, he conocido gente que vendía artesanías, que viajaban con la música, que trabajan online en diseño o programación, que trabajan en bares… hay mil posibilidades, lo mejor es que busques qué te gusta, qué te apasiona, y que eso lo lleves en tus viajes, es la mejor forma de transformar un viaje en la vida misma = ) Cualquier cosa me preguntas, mil éxitos!!

  8. Nati Bainotti
    Nati Bainotti / 7-25-2013 / ·

    Gracias, me alegro que te guste =) Saludos!!

  9. Nati Bainotti
    Nati Bainotti / 7-25-2013 / ·

    Hola Carlos! Gracias, y gracias por todo en la vista, estamos en contacto!

  10. Nati Bainotti
    Nati Bainotti / 6-29-2013 / ·

    Hola! Gracias, y me alegro que te haya gustado =) Estare chusmeando el tuyo, saludos!

Los comentarios están cerrados.