cuenca al amanecer hora azul

CUENCA, LA LINDA

Llegamos a Cuenca un martes al final de la tarde, después de pasar la mañana aprendiendo a coser collares con las mujeres de Saraguro. Cuando entramos, en un jeep con un señor que nos levantó apenas nos bajamos de otra camioneta, enseguida me acordé de Puerto Varas: lo sé, no es nada pero nada que ver, pero es como decía el otro día, los recuerdos son más emocionales que visuales, están cargados de afecto. La luz dorada en la vereda, la sensación de otoño y una calle con pinos, me hicieron acordar a esa tarde y esa noche con mi papá allá, hace ya un año. Cuenca fue una de esas ciudades donde llegué y quedé fascinada.

cuenca-ecuador-nati-bainotti-mi-vida-en-una-mochila (9)

Muchos dicen que Cuenca es la ciudad más linda de Ecuador, y para mí también lo es hasta ahora. Pero me está pasando algo raro con las grandes ciudades: ya no me encuentro tan a gusto. Últimamente las bocinas me sobresaltan, las distancias me cansan, mucha gente me estresa. Una de dos: o me estoy convirtiendo en una vieja o las ciudades son cada vez menos para mí. Y automáticamente pienso: espero que el día que vuelva a Santiago (ojalá este año, si vuelvo a fin de año a casa), esa ciudad donde viví un año y medio y que tanto me gustó, no la odie.

cuenca-ecuador-nati-bainotti-mi-vida-en-una-mochila (10)

Y eso que Cuenca es bastante tranquila…

Estoy un poco contradictoria: la tarde que llegamos a Cuenca me encantó, y al día siguiente, cuando salí a recorrer sola (en un lapsus de capricho terco) ya no estaba tan segura. A ver, Cuenca ES linda. Pero salí a caminar y sentí que nada pasaba. Es como cuando un chico te gusta a primera vista físicamente, pero después cuando te ponés a hablar te das cuenta que va sólo como amigo, que le falta algo para engancharte de verdad. Algo así es lo que me pasó con Cuenca. ¿Por qué te parece linda una ciudad o te gusta un chico apenas lo ves? ¿Qué es lindo?

cuenca-ecuador-nati-bainotti-mi-vida-en-una-mochila (18)

cuenca-ecuador-nati-bainotti-mi-vida-en-una-mochila (1)

Y ahí me di cuenta de otra cosa: lo que me gusta, en general, no es una ciudad en sí, sino pedacitos de cada una, los porqués de cada lugar. Me gustan los faroles amarillos al atardecer porque me gusta ese contraste entre el día y la noche, me gustan las paredes de colores porque siento que alegran las calles, me gustan los barcitos porque me encanta (aunque no lo hago muy seguido) eso de sentarme a tomar un té y escribir/leer/conversar/mirar la gente pasar.

cuenca-ecuador-nati-bainotti-mi-vida-en-una-mochila (5)

O, Cuenca al amanecer…

cuenca-ecuador-nati-bainotti-mi-vida-en-una-mochila (8)

cuenca-ecuador-nati-bainotti-mi-vida-en-una-mochila (14)

Barcitos + arte, ¿qué mejor?

cuenca-ecuador-nati-bainotti-mi-vida-en-una-mochila (17)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

cuenca-ecuador-nati-bainotti-mi-vida-en-una-mochila (27)

Me gustan los parques porque me imagino saliendo a correr todas las mañanas por ahí, me gustan los grafittis porque me encanta encontrar uno nuevo cada tanto, me gusta la movida cultural porque es lindo saber que puedo salir una noche a ver una peli o ir una tarde a ver una obra de teatro o puedo encontrarme repentinamente con un músico tocando en la calle.

cuenca-ecuador-nati-bainotti-mi-vida-en-una-mochila (26)

cuenca-ecuador-nati-bainotti-mi-vida-en-una-mochila (25)

cuenca-ecuador-nati-bainotti-mi-vida-en-una-mochila (7)

Parque con planetario y todo.

Me gusta ver montañas alrededor de la ciudad porque sé que podría irme a hacer trekking o andar en bici o acampar, me gusta que la gente sonría y salude al pasar porque me dan confianza, me gustan las calles arboladas y florecidas porque me gusta que la naturaleza se entremezcle con lo urbano, me gusta ver la gente andar en bici porque yo si viviera ahí haría lo mismo.

cuenca-ecuador-nati-bainotti-mi-vida-en-una-mochila (29)

Así se ve Cuenca desde algún cerro alrededor.

cuenca-ecuador-nati-bainotti-mi-vida-en-una-mochila (3)

Me gusta el olor a palo santo de una esquina porque me recuerda a mi mamá y sus sahumerios, me gustan los mercados porque tienen una vida única, me gusta saber que hay actividades gratuitas porque la excusa del “no tengo plata” deja de ser válida para salir, me gustan los puestos callejeros de comida porque sé que si tengo hambre no voy a tardar mucho en encontrar qué comer, me gustan los miradores porque ver la ciudad desde arriba me da una idea de lo que deben ver los pajaritos.

cuenca-ecuador-nati-bainotti-mi-vida-en-una-mochila (11)

Acá no sé si hay más mercados o panaderías.

cuenca-ecuador-nati-bainotti-mi-vida-en-una-mochila (15)

No hay excusas…

cuenca-ecuador-nati-bainotti-mi-vida-en-una-mochila (2)

Frutas al paso

Cuenca es linda, sí. Pero a mi manera.

Acerca de 

Cuando hice mi primer viaje de mochilera a los 18 años entendí que viajar era mucho más que algo que quería hacer sólo quince días al año. Cuando, dos años después, hice un voluntariado en Kenia, me di cuenta que aportar un granito de arena era algo que no podía dejar de lado.

Desde 2011 viajo y escribo en este blog: para compartir, para mostrar, para aprender, para entender. Escribo porque me gusta, porque lo necesito y porque es mi trabajo para seguir viajando.