CUBA: GUÍA DE VIAJE

CUBA: GUÍA DE VIAJE

Viajar a Cuba es toda una aventura. Las ciudades son fascinantes; su naturaleza, preciosa; la historia, muy particular; su gente, especial y todo genera una simbiosis y mezcla de sentimientos y emociones bien particular. Cuba para mí fue una experiencia diferente, que muchas veces me dejó shockeada y otras fascinada, lo que generó una relación de amor-odio difícil de explicar.

 

Muchas veces van a sentir la carencia de muchas cosas, ya que debido a su condición de isla -y, sobretodo, por su cierre económico- muchas veces es difícil conseguir cosas que no se producen en el país, pero no es un país difícil para viajar. Vamos por partes.

 1. CÓMO LLEGAR

* TRANSPORTE: el avión es la única forma que yo conozco para llegar que yo sepa. Existen vuelos directos desde muchas ciudades, como Buenos Aires, Lima, Bogotá, Caracas, Madrid, Panamá, Montreal, que llegan al único aeropuerto internacional de Cuba, en La Habana.

Desde acá, para llegar a la ciudad hay dos opciones: pagar 20 CUC por un taxi tomar un bus local. Probablemente no se encuentren a ningún turista yendo a tomar el bus local (no aparece en la Lonely Planet, por ejemplo). Desde la puerta de salida, caminan saliendo del aeropuerto y van a llegar a la ruta, cruzan y doblan a la derecha, caminan dos cuadras aproximadamente (no se preocupen si llegan de noche y parece una boca de lobo, yo lo hice a las 8pm y es cero riesgoso) y van a encontrarse el paradero, seguro con gente esperando. El bus (o guagua como le dicen en Cuba) es el 146, llega hasta Vedado y cuesta 0,40 MN. Si no compraron MN en el aeropuerto, traten de cambiarle 1 CUC a alguien que esté esperando.

* VISA: para entrar al país, hay que pagar la visa de entrada, que puede tramitarse de antemano (yo no estaba ni enterada) o directamente antes de abordar el avión. Cuesta 25 USD y sólo hay que completar un sencillo formulario.

2. PRESUPUESTO

En Cuba hay un tema muy particular respecto al dinero: circulan dos monedas, el CUC o peso convertible (también llamado divisa, que es la moneda para los extranjeros) y el peso cubano o moneda nacional (CUP o MN, el peso cubano el dinero usado por los locales). El cambio es 1USD=1CUC, Y 1CUC=25MN

Para cambiar, hay CADECAS en todas las ciudades, que son las casas de cambio oficial. Tengan cuidado que si uno cambia dólares, te retienen el 10%. Por ende, no vayan con dólares. Vayan con euros (o cualquier otra moneda fuerte si es que viven en un país del estilo Canadá o Japón).

Se supone que como extranjeros tenemos que usar el CUC, pero obviamente ir a lugares donde todo se vende en divisa es mucho más caro, por lo que si se quiere viajar barato, lo mejor es usar siempre MN (salvo el hospedaje, que no se puede). La MN se puede conseguir también en cualquier CADECA, la casa de cambio oficial, o bien conseguir cambiándola al dueño de nuestra casa particular, o si compramos algo en la calle y pedir que el vuelto nos los den en MN. 

* ALOJAMIENTO: partamos de la base de que en Cuba alojar gratis está prohibido, su gobierno prohíbe que los locales hospeden extranjeros sin cobrarles. Esto quiere decir que comunidades como CouchSurfing u Hospitality Club quedan limitados a un paseo o pedir consejos.

-> Casas particulares: las van a reconocer por un cartel blanco con un ancla azul, que tienen en la puerta. Es la opción más económica (no por eso económica a decir verdad, sobre todo comparando con lo que cuesta dormir en un dorm en cualquier hostel), son casas de familia donde sus dueños tienen una o dos (pocas veces, tres) habitaciones para arrendar, en general con baño privado. Según el estado de la casa, si son casonas antiguas (esas de techos altísimos, puertas de doble hoja, galería con plantas y muebles antiguos incluídos) o sencillas construcciones modernas, si el baño es privado o compartido, el precio va de 15 CUC a 35 CUC, siendo 20-25 CUC el precio más normal. En general no incluye desayuno, salvo que pagues 3 CUC más y te dan un súper desayuno. Sin embargo, desde que un día, entre el regateo nuestro y la lucha entre ellos por ver quién nos llevaba, nos dejaron un departamentito privado con dos camas de plaza y media y desayuno incluído por 15 USD, empezamos a regatear y conseguimos de ahí en adelante pagar 15 USD por una pieza con dos camas y desayuno (sencillo, sólo pan, mermelada y leche, pero desayuno al fin… y varias veces nos dieron incluso más).

> Hoteles: no hay intermedios entre las casas particulares y los hoteles, lo cual significa que los hostels, como nosotros estamos acostumbrados, no existen. Yo no paré nunca en hotel, pero están desde 50 USD

-> Resorts: los all-inclusive se encuentran sólo en playas como Varadero o Playa Ancón, además de los Cayos.  A grandes rasgos, los precios son entre 100 y 150 USD por noche, todo incluído.

* COMIDA: como en todos los países, la comida es uno de los aspectos donde más opciones -tanto en variedad como en precios- podemos encontrar, aunque, debido a su situación político-económica, en Cuba existen diferencias abismales entre comer en la calle y en un restaurante.

-> Mercado: La opción más barata, como en cualquier país, es prepararse uno mismo la comida. Y en Cuba, es extremadamente barato. Como en las casas particulares el uso de la cocina no está incluído (en realidad, yo nunca pregunté si podía cocinar), sólo nos limitamos a comer cosas que no requerían cocción (además, con el calor que hacía, comer cosas frescas siempre resultaba bienvenido), básicamente pan con palta, tomate, queso y pepino. Por 25 MN (1 USD), comprábamos 2 paltas gigantes, 1/2 kilo de tomates, 10 limones chicos y 2 pepinos, lo que nos alcanzaba para comer 2 personas 2 veces, y sobraba.

Mercado
 
Palta, tomate, pepino, queso, pan… y la cena está lista

Puede llegar a suceder que en las casas particulares, como quieren que comas ahí, no te ayudan tanto con el tema del mercado, o te digan que por ser extranjera ahí no te van a querer vender, pero uno puede comprar perfectamente todo pagando precio local, comprando en puestos en la calle y luego comer en la casa. Tener en cuenta que los mercados de frutas y verduras cierran a las 6pm, y sino otra opción es preguntarle a la gente (alguien que esté sentado fuera de su casa por ej.) si saben donde se puede puede conseguir.

-> Comida en la calle: las clásicas -y únicas- opciones de comida al paso son las pizzas individuales de queso por 5 MN y helados de máquina por 1 MN. También se puede conseguir jugos naturales, pan con mantequilla, con tortilla (huevo), galletitas en casas que venden a la calle. En La Havana, al ser más grande y súper turística, los precios son más caros (10 MN por una pizza), pero hay más variedad de cosas (maníes, tortas, choclos, dulces…)

Sandwiches, jugos, galletitas
 
Pizzas de queso
 
Venta de comida en casas

-> Restaurante para locales: a diferencia de otros servicios, un extranjero sí puede sentarse a comer en un restaurante para cubanos, con precios para cubanos. La variedad es ínfima, pero los platos son abundantes, y los precios, de otro planeta: por 20-50 MN se puede comer pollo, carne, cerdo o camarones con ensalada y arroz congri (arroz con porotos).

Restaurante

 

-> Casa particular: por 3-4 CUC, en toda casa particular les van a dar un desayuno más que completo: jugo de frutas, mucho pan, mantequilla, huevos, (a veces) queso, frutas varias, café, leche. Además, en general, les van a ofrecer la cena, con opciones bien parecidas a las que hay en cualquier paladar: langosta, pescado o camarones, con arroz y ensalada, entre 5 y 10 CUC, dependiendo del plato y la ciudad.

-> Paladares: estos son uno de los pocos negocios privados que permite el gobierno, básicamente, restaurantes manejados por particulares. Los precios son bastante parecidos en todos lados, lo mismo que los platos, con las clásicas opciones de camarones, pescado y langosta con arroz y ensalada, además de carne, pollo y pastas. Los precios de los platos principales, entre 7 y 15 CUC.
En una casa particular, con restaurant abierto al público
* TRANSPORTE: acá hay un gran tema ya que, casi igual que para el alojamiento, existen diferencias para cubanos y extranjeros.
-> Buses: básicamente, los extranjeros sólo podemos usar Vía Azul, la empresa de buses para turistas. Hasta hace algunos años, uno también podía optar por Astros, los buses para cubanos, pero ahora ya no  (es necesario presentar carnet de identidad de local o residente). Obviamente, al haber empresas diferenciadas, los precios también los son, y viajar en Vía Azul es varias veces más caro… aunque los buses sean iguales. Sin embargo, a pesar de esa “prohibición” para comprar boletos para Astros, en determinados lugares, o de determinadas formas, uno puede subirse a un Astros sin problemas. Por ejemplo, tomándolo en el medio de la ruta (como cuando volví de Remedios a Santa Clara) o en alguna parada intermedia (cuando lo tomé en Las Terrazas para llegar a La Havana). Sin embargo, recomiendo tener alternativas para no quedar varados.

-> Taxi colectivo: estos taxis compartidos están siempre esperando fuera de la terminal, ofreciendo los mismo viajes que hacen los buses salvo que más barato. Aunque al principio debo confesar que ni les prestaba atención creyendo que iban a querer cobrarme demasiado, debo reconocer que fue una lástima no haber probado antes. No sólo se viaja más barato (no necesariamente más cómodo), pero tienen además como ventaja que si los contratamos desde antes, nos pasan a buscar, y en general nos pueden dejar donde necesitamos sin tener que pagar por otro taxi (y nos ahorramos 3 CUC, no importa la distancia, siempre te cobran 2-3 CUC desde tu casa al terminal o viceversa). Yo hice Cienfuegos – Viñales de esta forma y ahorré 11 CUC. Lo importante es conocer de antemano el precio (con los que figuran en las guías de viaje me guíe yo) porque si con quien uno arregla no es el conductor, te van a querer cobrar de mas con excusas del tipo “sos extranjero y si la policia nos agarra nos ponen multa”, lo cual es mentira. En La Havana por ejemplo, podemos encontrar más variedad de taxi-colectivos salen desde la terminal de Astros que en la de Vía Azul.

Viajando a Viñales en taxi compartido. Foto: Lisa Erker

-> Camión, “botella”, tren: hay otras formas para viajar, por ejemplo camión, que es lo que más utilizan los cubanos, a dedo o “haciendo botella” como dicen allá. Yo no las probé, pero pueden leer en el blog de Tatiana Sidlik su experiencia. También hay trenes en algunos tramos, estuve a punto de tomar uno pero finalmente no lo hice. Si alguien sabe algo, bienvenido el comentario.-> Agencias: a pesar de cualquier pronóstico, agencias como Cubacan (presentes en todo el país) ofrecen algunos de los viajes que hace Vía Azul, con el mismo precio y diferentes horarios. Por ej, el bus La Habana-Santiago de Cuba sale a las 8am e incluye cena y un refresco. O sea, a dejar prejuicios de lado y averiguar, que puede resultar hasta más conveniente.-> Transporte urbano: para moverse dentro de las ciudades grandes, especialmente en La Habana, se puede usar guagua (buses) por 0.5 MIN, taxi compartido (que tienen una ruta fija y la gente se va subiendo y bajando en el recorrido) por 10 MN, y coco taxi, que ya son más caros (2-3CUC) y son bien turísticos. En todas las ciudades hay bici taxi, que salen 5 MN, pero a los extranjeros les cobran 2-3CUC. También siempre hay disponibles taxi normales. En las ciudades más chicas, hay carretas con caballos, que también tienen un recorrido fijo, y por 2-3 MN te llevan. 

Bici taxis en el terminal de Trinidad
 
La Habana

3. CUESTIONES PRÁCTICAS

-> Clima: básicamente, en Cuba hace calor todo el año. La mejor época para ir es noviembre ¿? Llevar protector solar, gafas, gorro o pañuelo (algo para protegrse la cabeza básicamente) y ropa fresca y cómoda. Recomiendo no ir en agosto, cuando fui yo, ya que el calor y la humedad eran insoportables (y eso que vengo de una ciudad donde en verano es normal que haga más de 40°C), es hacer dos cuadras y ya estar transpirando, además de ser época de ciclones… y que probablemente les agarre lluvia por una semana.

-> Enchufe: el voltaje es 110V y 220V, hay ambos, y el enchufe es tipo A (los palitos paralelos, algo así: l l )

-> Internet: cortito y al pie, olvídense de gmail, facebook, twitter y lo que esté online por su período de estadía en la isla. Conectarse a Internet en Cuba es, además de muy costoso, lentísimo y con dificultades de acceso. Para empezar, para conectarse a Internet, hay que ir a lugares específicos, a saber, hoteles de primera categoría o centros de comunicaciones, donde tienen una especie de Cyber donde uno pide una computadora (creo que sólo vi un hotel donde uno podía conectarse con un notebook propio) y, pagando 6 CUC la hora puede acceder a un internet que recordarle a nuestra familia y amigos que todo está bien. No traten de mandar fotos o algo así, simplemente se van a cansar de esperar y, lo peor… no lo van a conseguir.

-> Productos de higiene personal y medicamentos: productos como dentrífico, jabón o desodorante no es ningún problema, sólo hay que ir al lugar específico donde se compran ese tipo de productos importados. Sí, es preferible no llegar a pueblitos chiquitos con un faltante de dentrífico por ejemplo. Por otro lado, cuestiones como vendas elásticas  puede costar conseguir, mejor llevar un botiquín de primeros auxilios básico y que no nos sorprenda un corte sin curitas.

3. SEGURIDAD Y MUJERES VIAJANDO SOLAS

Si Cuba tiene algo de bueno para los turistas (especialmente para los que estamos acostumbrados a países un poco inseguros) es la seguridad y tranquilidad con la que uno puede caminar, incluso a la noche. Cuba tiene una estricta y rigurosa penalización para robos a extranjeros, por lo que la posibilidad de un asalto es ínfima -a menos que sea algo tipo carterista- y uno puede caminar tranquilo por cualquier lado sin preocupación alguna. Más que robos, los cubanos aprovechan lo barato de la economía cubana para inflar los precios cuando de extranjeros se trata, por lo que los precios llegan a ser más parecidos a los que uno pagaría de vuelta en casa que a los reales de la isla. Así, hay que prepararse para que un bici-taxi que cobra 5 MN a un local nos quiera cobrar 5 CUC a nosotros (o sea, 25 veces más), y que la entrada a una cascada, gratis para cubanos, nosotros tengamos que pagarla 6 CUC.

Otro aspecto con el que hay que lidiar, pero que no implica un riesgo en sí más allá de una “estafa”, son los jineteros, las personas que viven  haciendo de nexo entre, por ejemplo, un restaurante y los turistas. Son los clásicos que se te acercan para recomendarte un restaurante y al acompañarte y contarte los precios, suben el monto, que es la porción que se quedan. Muchas veces es muy obvio porque la recomendación es muy directa, pero después de unos días de seguir creyendo que hay gente cubana (en general y en realidad, los hombres, a mi por lo menos no me pasó con mujeres) que se te acerca en la calle pura y exclusivamente para hablar y al rato te están ofreciendo o pidiendo algo, uno se da cuenta que siempre siempre va a terminar de esta forma.

Con respecto a mujeres viajando solas, el único problema es la sensación de acoso permanente que una siente, eso de que te estén gritando, chistando, diciendo piropos e invitaciones todo el tiempo. Si una tiene paciencia, les lleva poco (y nada) el apunte y trata de que eso no empañe el viaje -aunque a veces es difícil y agotador- de a poco forma parte del sonido ambiente. En todo caso, si se trata de que estamos hablando con alguien y empezamos a sentirnos incómodas o que la conversación empieza a tomar otro giro, podemos, o bien irnos, o aclarar -aunque sea mentira- que estamos de novias.

4.  QUÉ VER Y HACER

Al ser una isla no muy grande (tiene …. km2) uno puede, en un mes, hacer un muy buen recorrido del país y llegar a conocer bastante, sin necesidad de estar a la apuradas. Cuba nos da la posibilidad de hacer muchas cosas, todo es cuestión de armar una ruta que nos permita sacarle el máximo provecho al viaje y que podamos hacer lo que más disfrutamos.

-> Buceo: si te gusta hacer y tenés la tarjeta PADI, llevala para poder bucear en alguno de la decena de lugares que Cuba tiene para esto. A mi me toco época de huracanes justo, y con tanta lluvia el agua se pone turbia así que no pude hacerlo, pero dicen que Cuba es un país increíble para bucear.

-> Playa: hay muchos Cayos donde necesariamente hay que quedarse a pasar la noche en un all-inclusive (hay un par a los que es posible ir sólo por el día, desde Viñales por ejemplo) y algunas playas cerca de las ciudades (de Trinidad o La Habana por ejemplo). Yo fui sólo un día a la playa, Ancon, que queda a 40 minutos en bici desde Trinidad. Linda, buena para descansar un día de tanto calor. Yo no fui a ningún cayo (queríamos ir a pasar un día a uno que quedaba cerca de Trinidad pero el huracán hacía el clima muy impredecible), pero dicen que son hermosos.

Playa Ancón

 

-> Bici: hay paseos por el día que pueden hacerse en bici, sobretodo en Trinidad, donde está más difundido. Arrendar una bici por un día cuesta 3 CUC. No esperen una mountain bike ni mucho menos, las bicis son más parecidas a esas de ruedas finitas que usaban nuestros abuelos, probablemente con pedales duros, cadenas que se salen o algo del estilo. Es lo que hay, y a pesar del esfuerzo que significan manejarlas por las subidas, vale la pena para recorrer la isla -aunque sea un ratito- de otra forma.

-> Naturaleza: trekking, cascadas, valles…hay varias opciones en todo el país.

Valle de Viñales

-> Museos: princialmente, en La Habana y Trinidad. Aunque la Lonely Planet recomiende el Museo de la Revolución, yo no fui porque no soy muy amante de los museos, y gente que conocí y fue me dijo que no les pareció bueno. Por otro lado, entré a los dos muses que hay en Trinidad (a uno, sin darme cuenta que era un museo), y más allá de que lo que contenían no me pareció muy interesante, las vistas desde las torres eran preciosas.

Monumento al Che Guevara, Santa Clara
 
Museo Romántico, Trinidad
Trinidad, desde uno de sus museos
-> Discos y bares: en Cuba todas las noche uno puede salir a algún bar o disco. En varias ciudades está “La casa de la música”, donde se puede escuchar música en vivo y bailar desde temprano. Obviamente, salsa a morir. Es muy lindo ir, sentarse a ver (o salir a bailar!) como cubanos de todas las edades sacan a mujeres de todas las edades, las extranjeras felices bailando con hombres que saben, y una alegría que se respira en el ambiente. Si nunca bailaste salsa… es LA oportunidad. Si sos mujer, seguro seguro, te sacan a bailar y te enseñan sin problema =)
Casa de la música, Trinidad
-> Habanos: museos, fábricas, plantaciones… en diferentes ciudades se puede ir a ver plantaciones de tabaco donde muestran el proceso de fabricación, y, obviamente, están a la venta.
Plantación de tabaco en el Valle de Viñales

4. A LA VUELTA

* ARANCEL: al salir, es obligatorio el pago de 25 CUC, que es la tasa aeroportuaria (al contrario de otros países, en Cuba no está incluída en el precio del boleto de avión, sino que el gobierno la cobra a los turistas al salir para así recolectar dinero en efectivo).
* EXPORTACIÓN: no se pueden sacar del país más de 2 litros de alcohol (manejable, yo saqué casi 3, repartidos en diferentes botellas), 50 unidades de tabaco sin factura, publicaciones con más de 50 años  de publicados Para más detalles, consultar en este link.

*

Espero les sirva toda la info, cualquier aporte es bienvenido, y ojalá se animen a viajar a Cuba, que vale la pena.

Por favor, no me pidan presupuestos ni rutas para su viaje: no soy una agencia y no puedo dedicarme persona por persona a armar planes de viaje. Todo lo que sé respecto a lugares y precios está en esta guía, por lo que ustedes mismos pueden armarse una idea de a dónde ir y cuánto gastarán según cómo les guste viajar. Gracias por entender =)

Acerca de 

Cuando hice mi primer viaje de mochilera a los 18 años entendí que viajar era mucho más que algo que quería hacer sólo quince días al año. Cuando, dos años después, hice un voluntariado en Kenia, me di cuenta que aportar un granito de arena era algo que no podía dejar de lado.

Desde 2011 viajo y escribo en este blog: para compartir, para mostrar, para aprender, para entender. Escribo porque me gusta, porque lo necesito y porque es mi trabajo para seguir viajando.