Mi primera noche en Estambul, en un bar con música en vivo y la gente bailando de las típica forma turca -agarrados de las manos y bailando al unísono.  Aunque es inverno, estábamos sentados al aire libre, en pequeños banquitos, con estufas de pie como la que se ve a la derecha.

Escribe un comentario con tus opiniones